Airbnb obligada a informar de la identidad de los propietarios


Hacienda estrecha de nuevo el cerco sobre las webs de alquiler de apartamentos

Las plataformas estarán obligadas a informar a la Agencia Tributaria de la identidad de los propietarios de los pisos y de los ingresos que reciben a partir del 26 de junio - La provincia cuenta con más de 50.000 viviendas turísticas registradas.


A partir del próximo 26 de junio las plataformas de alquiler turístico volverán a estar obligadas a informar a la Agencia Tributaria de la identidad de los propietarios de los apartamentos que comercializan y los ingresos que estos obtienen. El Boletín Oficial del Estado publicaba ayer el nuevo modelo de declaración que deberán cumplimentar estos operadores, con lo que se completa el proceso que inició el Gobierno para recuperar esta obligación después de que hace aproximadamente un año el Tribunal Supremo anulara el anterior reglamento por no haber comunicado su aprobación a la Comisión Europea.

La noticia fue aplaudida ayer tanto por la patronal hotelera Hosbec como por la Asociación de Apartamentos Turísticos (Aptur), que siempre han denunciado el crecimiento exponencial del alquiler irregular y la competencia, a su juicio, desleal que supuso la llegada de estas webs. «Es lo suyo, porque la reactivación turística no sólo va a beneficiar a los hoteles, sino también a toda esta industria paralela del alojamiento que se ha creado. Y si antes era necesario combatir la economía sumergida, ahora aún más. Todo el mundo debe pagar sus impuestos», señala la secretaria general de Hosbec, Nuria Montes, que recuerda las enormes cantidades de dinero que mueven estas plataformas.


Así, según los estudios realizados por esta patronal con técnicas de Big Data, sólo los dos principales operadores -Airbnb y Vrbo, la antigua Home Away- movieron más de 41 millones en alquileres en la ciudad de Alicante en 2019 -la cifra se redujo a la mitad el año pasado por la pandemia- y otros 29 millones en Benidorm. Un dinero que, sin esta declaración, tiene más fácil escapar del fisco.


También se mostró partidario de este mayor control Miguel Ángel Sotillos, el presidente la Asociación de Empresas de Apartamentos Turísticos de la Costa Blanca (Aptur), que recuerda que, en realidad, la nueva obligación afecta a todos aquellos que intermedien en un alquiler turístico, no sólo a las plataformas. «Lo justo es que todo el mundo pague y que la Agencia Tributaria controle a todos, no sólo a las empresas», señala Sotillos, que, eso sí, confía en que en esta ocasión el sistema sea «menos farragoso» que el anterior, que fue anulado por el supremo.


En este sentido, el presidente de Aptur recuerda que en la Costa Blanca los alquileres de particulares suponen una gran parte de la oferta de alojamiento y que la normativa también exige que todas las viviendas que se publiciten en estas webs estén inscritas en el Registro de Viviendas Turísticas de la Generalitat. «El problema es que las plataformas no comprueban la veracidad del número de matrícula que se inserta», lamenta Sotillos.


Aún así, las campañas desarrolladas por el Ejecutivo autonómico han permitido que este registro recoja ya los datos de más de 81.000 viviendas en toda la Comunidad, según el presidente de Aptur, de las que un 65% -es decir, más de 52.000- están en la provincia de Alicante.


Extranjeros

Desde la organización empresarial creen que la decisión de Hacienda de obligar a las plataformas a suministrarles toda la información, facilitará que haya un mayor volumen de actividad legal, aunque sigue habiendo resquicios. «Hay casos, como el de los extranjeros que comercializan sus propiedades en webs de sus propios países, que son imposibles de controlar», apunta el portavoz empresarial.


Tras la anulación de la anterior normativa en julio del año pasado, el Gobierno aprovechó el decreto en el que aprobó la denominada «Tasa Tobin» a las transacciones financieras para colar un artículo con el que recuperar esta obligación, pero estaba pendiente de aprobar el modelo de la declaración. Con su publicación este viernes en el BOE, la medida podrá entrar en vigor el 26 de junio, de forma que ya recogerá las operaciones que se realicen este verano, en la época en la que suele haber más actividad de este tipo de webs. A partir de ese momento, las plataformas deberán informar trimestralmente a la Agencia Tributaria de todos los ingresos que abonen a los propietarios de los pisos.


Una tributación distinta al alquiler tradicional

La tributación de los ingresos obtenidos con los alquileres turísticos son muy superiores a los que deben abonarse por el arrendamiento tradicional. En estos últimos, cuando se trata de una vivienda que se alquila para domicilio habitual, el propietario tiene una exención del 60%, que no disfruta el alquiler turístico. Además, hay que tener en cuenta que si se ofrece algún servicio adicional en el apartamento, hay que abonar el IVA.